Ultimátum a Grecia

Merkel y Sarkosy advierten a las autoridades griegas que no se realizará un segundo rescate a Grecia salvo que el país heleno realice ajustes adicionales.

Por el momento las amenazas no han llegado a la expulsión de Grecia de la Eurozona, clímax que sí se alcanzó en la pasada reunión de Cannes. Grecia por su parte está intentando que los acreedores le perdonen una deuda de 100.000 millones, al mismo tiempo que realiza conversaciones para determinar cuales serían esos ajustes adicionales.

El principal problema se encuentra en el salario mínimo, que en Grecia se sitúa en 870 euros, frente a los 748 españoles o los 560 portugueses. Una de las condiciones a cumplir por parte de Grecia sería la reducción de este salario mínimo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario