Iván Ferreiro y Leiva juntos en el escenario de Joy Eslava

 

Por Albert Vaquero,
Anoche, tras el showcase de Alex Ferreira anteriormente reseñado, nos pasamos por otro concierto que tenía un atractivo muy especial: primero el tener a dos fieras de la música como son Iván Ferreiro y Leiva sobre el escenario de la Joy Eslava, y segundo el poder escuchar en directo Anticiclón, nueva canción compuesta y grabada por ambos.
El evento estaba patrocinado por Microsoft Windows, quienes como herramienta de marketing muy sutil para promocionar su nuevo sistema operativo, Windows 8, decidieron probarlo meses atrás con los dos artistas, invitándoles a componer un nuevo tema a distancia, uno en su Galicia y el otro en su Madrid, utilizando esta nueva actualización de Windows. Así nació Anticiclón, una canción que ambos reconocieron estar un poco alejada de su música habitual, pero que deseaban conseguir. Como mencionaba líneas arriba, fue acabar el brillante showcase del músico dominicano y, bajo una lluvia incómoda de otoño, tener que bajar a todo correr a la sala Joy Eslava. El tiempo corría en nuestra contra y entramos cuando Iván estaba acabando de interpretar El viaje de Chihiro, canción de aquel Canciones para el tiempo y la distancia. Desde donde yo lo podía ver se notaba que la mayoría de los asistentes iban más para oír a Leiva, las invitaciones gratuitas del evento permitían la entrada a la sala a los mayores de 14 años, y bien es cierto que la música del gallego es un tanto más adulta. Aun así la fama y el conocimiento popular de Años 80 consiguieron hacer que todos y cada uno la cantásemos arropando con nuestras voces a Iván y su banda. Sonó Días azules y el pequeño show tuvo su cierre con un Turnedo donde Iván la empezó entonando los primeros versos de la preciosísima Diecinueve de la banda Maga y la terminó despidiéndose con la mano. Iván Ferreiro es una apisonadora en las tablas, teatraliza sus canciones, se deja la voz cantando sus himnos, no para quieto, ya sea de pie o al teclado y nos convence uno a uno de que él es el campeón del ring, el rey de su escenario. Cierto es que nos venían avisando que el show consistiría en media hora de uno y media hora del otro con sus respectivas bandas, pero algo tan breve para semejantes grandes de nuestra música es algo muy criticable. Tras la proyección de un video donde nos explicaban cómo nació esa canción nueva, Leiva subía al escenario con nada menos que una banda formada por ocho músicos, incluyéndole a él. Ni que decir tiene que cundió la locura entre los asistentes. Nunca nadie fue la elegida para abrir el show, con una intro a capella, donde con solo esa canción ya oímos el potencial de esa Lei-Band, muchas guitarras, vientos, teclados, percusiones y su inigualable voz. Animales y Eme fueron las siguientes en el repertorio, canción de su etapa en Pereza y el primer single de su primer disco en solitario que funcionaron perfectamente despegando al público del suelo. Como lo tienes tú sonó como un tiro con un final que homenajeaba al Hey Jude de The Beatles, las composiciones del disco Animales llevaron a Pereza a los grandes estadios y no hay más que volver a oírlas en directo para darse cuenta de la razón de ello. Tras Vis a vis, el único momento más acústico de la noche, Iván volvía a subirse al escenario para interpretar junto a su amigo Anticiclón, la canción esperada que cumplió y con creces.
Miedo, reciente single de Leiva se encargó de cerrar un evento corto, pero que mostró el talento de ambos músicos y si esto se acaba, como nos dijo Leiva: “si os preguntáis por qué, preguntadle a Ana Botella”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario