Cuadro de una noche en el museo blanco. Real Madrid CF 4 – Ajax 1


El Graderío os ofrece la crónica del último partido de la fase de grupos entre el Real Madrid y el Ajax de Amsterdam. Mañana hablarán largo y tendido sobre éste y otros asuntos. ¿Te lo vas a perder? A partir de las 13.30 aquí, en Inforadio.

Por Álex García,

Noche cerrada y tranquila en Madrid, con la clasificación cerrada llegaba la hora de disfrutar de la competición por excelencia para el equipo de Chamartín. De nuevo tocaba la defensa no habitual, un centro del campo con Modric en el papel de Xabi, y la línea de ataque con la sorpresa del brasileño Kaka’ en el once inicial que protagonizó la primera jugada de peligro del equipo de José Mourinho. Pase en profundidad y Kaka’ le servía el balón a Benzema que se encontraba en fuera de juego en el momento del pase y el checo Pavel Krolavec acertó señalando la infracción. Noche en el museo que poco a poco se iba convirtiendo en un paseo placentero por la mejor colección.

Las primeras lineas del cuadro que pintó la línea ofensiva empezaron con un sutil toque croata que con un golpe de pincel dibujo una parábola perfecta en la dirección correcta. No era a Cristiano Ronaldo que se desmarcaba a su derecha, sino a Benzema que ganaba la espalda de la defensa holandesa. Mano a mano con Vermeer, pudo rematar el primer cuadro con un golpe sutil a cualquiera de los laterales de la portería, pero aparecía el portugués Cristiano Ronaldo que remató a placer el balón dándole un toque muy tradicional, sin arriesgar, al primer gol del equipo de José Mourinho.
De nuevo, el francés , minutos después, pudo aumentar su renta con un recorte a Blind con el que se hizo hueco para dar un brochazo al balón e intentar levantarlo a la escuadra izquierda. Lástima, que Vermeer detuvo el balón con una estirada escultural, y tiro de un golpe el trípode. Pronto vino el primer cambio de acuarelas del equipo blanco, desentonaba el tono verdoso del lateral izquierdo Fabio Coentrao, que pidió el cambio por molestias. Para equilibrar los contrastes de la obra, salió Pepe al centro de la zaga junto con Ricardo Carvalho, que obligó a desplazar a Nacho al lateral izquierdo, y Varane al lateral derecho.
Con el recuerdo del gol de falta del derbi madrileño, Cristiano chutó un tiro libre que no se coló tras otra pose escultural de Vermeer. Sin la paleta vasca, Modric se vistió  de nuevo, de pintor de pincel fino. Con 60.000 personas de testigos, una moqueta verde, y la red de la portería de objetivo, volvió a dibujar una parábola sutil desde el centro del campo que cazó José Callejón. El de Motril se sumó a la fiesta del gol batiendo a Vermeer y llevándose las felicitaciones de compañeros y público. Matices del sur, con menos talento pero con mucho trabajo que se ve recompensado con el gol.
El contraste de luces blancas y sombras holandesas aumentaba con el transcurso de los minutos. Frank de Boer optó por un cambio táctico, obligado por la lesión de Poulsen, sacando a Schone para darle un toque más ofensivo y arrojar luz donde solo se ven sombras. Cuando mejor estaba el equipo holandés  el colegiado checo Pavel Krovalec pitaba el final de la primera parte. Con el cuadro a medias, los remates sutiles de Benzema y Callejón, y los toques de pincel fino de Modric iban abriendo el camino y coloreando la parte central del cuadro.
La segunda parte comenzaba cómo las viejas historias del los pintores olvidados, rozan el éxito,  sus exposiciones se promocionan en las mejores salas, y de repente, nadie se acuerda de tu pasado, ni de tu presente. Pero nunca es tarde para reivindicaciones, y era la noche de Kaka’. Recordando a la vieja perla de Milán, sujetó una brocha mediana con el dedo pulgar e índice, y como el mismísimo Da Vinci, dibujó una Gioconda que se clavó cerca de la escuadra izquierda de Vermeer. Con la calma del resultado, llego la relajación y la primera mancha en el lienzo blanco. Doble fallo de Carvalho y Adán, dejaron a Boerrigter sólo que marcó a placer.
Foto: la vanguardia.com EFE/ Juan Carlos HidalgoTocaba contener al Ajax y darle reconocimiento a Kaka’. El brasileño fue sustituido por José Rodríguez que completó su tour por las todas las competiciones que disputa el Real Madrid, siendo esta última sala la guinda al reconocimiento del canterano. El lío del brazalete se abría paso, Adán se lo daba a Pepe, Pepe a Adán, y Mourinho sacó la autoridad en favor del central portugués que fue el autentico líder de la defensa blanca. Rozando el final del partido, Frank de Boer agotó sus cambios con una doble sustitución, Sana y Enoh entraban en las posiciones de Hoesen y Fischer, ambos con un más que digno partido.
El entrenador Mourinho quiso poner la guinda a la noche introduciendo a Álvaro Morata, el color perla de la paleta del portugués  y mandando al banquillo a Karim Benzema. Y pronto tuvo su primera ocasión el joven delantero, que emuló a una de las leyendas blancas, Raúl González Blanco, con una cuchara que se quedó invalidada por fuera de juego. No sería la única jugada de peligro protagonizada por Álvaro Morata, que ganó línea de fondo y ponía un balón perfecto a Callejón que remató con precisión al que nada pudo hacer Vermeer. El remate definitivo de la escuela de la casa, cerró el marcador y finalizó el cuadro que contentó a la grada y  dejó claro que fue una noche tranquila en el museo blanco.
El mejor: Luka Modric.
El peor: Ricardo Carvalho.
La sorpresa: Kaka’.
Alineaciones:
Real Madrid C.F: Adán; Nacho, Carvalho, Varane, Coentrão (Pepe 22′); Khedira, Modric; Cristiano Ronaldo, Kaká (José Rodriguez 70′), Callejón; Benzema (Morata 79′).
Ajax de Amsterdam: Vermeer; Van Rhijn, Alderweireld, Moisander, Blind; Poulsen (Lasse 39′), De Jong, Eriksen; Boerrigter, Fischer (Sana 77′) y Hoesen (Enoh 77′).
Goles: Cristiano Ronaldo (12′) 1-0. Callejón (27′) 2-0. Kaka’ (49′) 3-0. Borreigter (60′) 3-1. Callejón (89′) 4-1.
Árbitro: Pavel Krolavec. 2 tarjetas amarillas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario