Entre tú y yo


Entrevista a Arsenio Cañada

Mauricio Fernández





El baloncesto atraviesa uno de los momentos más complicados de los últimos tiempos, y tras un verano plagado de incógnitas, finalmente fue TVE la cadena que apostó por el deporte de la canasta para los próximos 4 años. Nuestro compañero Mauricio Fernández, se ha desplazado hasta los estudios de TVE en Sant Cugat del Vallés, Barcelona, para hablar con Arsenio Cañada, el responsable de poner voz a las retransmisiones cada fin de semana. Cañada entró en la cadena pública en el 2000, y cuando habla, sus palabras destilan una firmeza difícil de rebatir. Cercano y afable, es consciente de que la situación del periodismo no es la mejor, y espera que la radicalización del deporte en los medios sea solo una moda.



El Perfil

El baloncesto no atraviesa uno de sus mejores momentos debido a la voraz crisis económica que arrasa con todo lo que encuentra a su paso. La ACB, la segunda mejor liga de baloncesto del planeta después de la NBA, se encuentra bajo mínimos. Muchas estrellas han decidido emigrar en busca de mejores contratos y la situación no es la mejor para el espectador. A pesar de todo, TVE decidió apostar por el deporte de la canasta y se hizo con los derechos de la competición para las próximas cuatro temporadas.

En todo esto, Arsenio Cañada tiene mucho que decir. Aterrizó en la cadena pública en el 2000, y desde 2007 ha tenido el privilegio de ser el narrador de la ACB y de los JJOO de Pekín y de Londres, con dos platas históricas para España que ya son parte viva de la historia reciente.

En una trayectoria que se podría describir como una carrera de fondo, Cañada ha ido subiendo peldaños sin prisa pero sin pausa. Lo que empezó como una afición más y un divertimento en el colegio fue tomando fuerza, y después de dar sus primeros pasos como jugador y árbitro, decidió que el deporte sería su medio de vida.

Finalizó sus estudios de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona, y tras 6 meses de prácticas en TVE y algo de fortuna, se ganó un sitio en algo con lo que siempre había soñado: vivir del mundo del deporte.

Cercano y afable, cuando es preguntado por la fórmula mágica para que el baloncesto se consolide en la pequeña pantalla se concentra,  lo tiene claro. “Lo que se debe hacer es cuidar a los que están y ser realistas con los objetivos del baloncesto, ni más ni menos”, afirma con un semblante serio.
Mientras los aficionados al baloncesto se sientan frente al televisor cada fin de semana para ver el partido de la jornada, Arsenio Cañada asume la difícil tarea de ofrecer su mejor versión con el micrófono a pesar de no desplazarse a los distintos pabellones como se hacía antaño. Afirma que esta no es tarea fácil porque el público es exigente, pero es consciente de que no es momento para lamentarse.

El baloncesto lucha por sacar la cabeza a flote en un cruel panorama donde los medios de comunicación dedican casi todo su espacio al fútbol, pero Cañada sigue firme en su empeño. Espera que la radicalización de los deportes sea una moda, y que la vuelta al espíritu olímpico de competir por competir se torne en realidad de aquí a un futuro no muy lejano. El tiempo dirá.

No hay comentarios :

Publicar un comentario