EL DCODE 2018 ARRASA EN SU OCTAVA EDICIÓN



INFORADIO UCM / Mari Luz Marcos y Mario Sanz / 10/09/2018


Los pronósticos no fallaron y desde primera hora la lluvia caía de forma intermitente en el campus de la Universidad Complutense. Pero al grupo La M.O.D.A no le importan los días grises, y menos cuando están a cubierto. La banda fue la primera en animar la octava edición del DCODE 2018 que pocas horas antes ya había colgado el cartel de entradas agotadas con 25.000 personas.



En el mismo escenario y después de recomponer fuerzas, comenzaban los conciertos de tarde y Sidonie, logró aglomerar a gran parte del público que entonaron algunos de sus temas más reconocidos como Carreteras Infinitas.


Volver con algunos problemas técnicos y Nat Simons fueron los encargados de inaugurar los dos escenarios al aire libre en los que durante las primeras horas la lluvia no dejaba un respiro. Continuaron Jorja Smith y Sam Fender creando un ambiente cada más intenso con un público totalmente entregado.  Posteriormente y con el temporal ya calmado, llegó el turno de Viva Suecia, con los asistentes rendidos a canciones como Hemos ganado tiempo o Adonde ir.

Ya con gran parte del festival recorrido, Bastille marcó la diferencia con los coros de miles de personas que se dejaron sus gargantas cantando una de las melodías más populares: The rhymthm of the night. El nivel estaba ya muy alto prediciendo lo que se avecinaba, los dos grandes del cartel: Imagine Dragons e Izal.

El primero en tocar fue Izal. El grupo recordó sus inicios en este festival, en el que ya son veteranos después de tres años participando. El músico Miquel Izal se acordó de lo poco que han crecido en unos años en el DCODE donde en su primer concierto tocaron a las seis de la tarde ¿Quién estaba en 2013 a las seis de la tarde aquí? Ha preguntado el cantante.

En esta ocasión han presentado su nuevo disco “Autoterapia” y como no podía ser de otra manera han cantado clásicas como Copacabana y Pausa.

Con el campo abarrotado, tan solo 15 minutos después y con pocos metros de diferencia entre escenarios, llegaba Imagine Dragons el cabeza de cartel que no dejó indiferente a ninguno de los presentes. Un espectáculo desde la presentación con Dan Reynolds rodeado por juegos de luces y colores, y con una de sus canciones más características Radioctive.

No había espacio ni para un alfiler en un campus abarrotado y expectante en el que los presentes movían sus brazos y coreaban las canciones de la banda estadounidense.

Un año más el DCODE ha dejado el listón muy alto qué seguro volverá a superar en la próxima edición.

No hay comentarios :

Publicar un comentario